Fashionistas en la oficina.

Muchas empresas no tienen un “dress code” definido, pero esto no quiere decir que podemos ponernos lo que nos de la gana. Debemos tener en cuenta que dentro de un ambiente laboral y profesional, nuestra imagen es nuestra carta de presentación. Tener una actitud de “no me importa lo que digan los demás” no cuenta. El mayor problema al vestirse para ir a trabajar es que no siempre sabemos qué podemos y qué no podemos usar. Es una transición que no es igual para todos y en algún momento nos encontramos con el dilema de no saber que ponernos.

Antes me tomaba muy en serio lo de “comodidad ante todo” y sólo usaba jeans, tshirts, abrigos y converse, aburrido no? Pero poco a poco he ido descubriendo cuál es mi estilo, qué me queda mejor, y cómo sacarle más provecho a mis prendas. Después de casi dos años trabajando formalmente, le he encontrado el gusto al vestirse para ir al trabajo, eso sí, aún los sacos y pantalones de vestir no nos llevamos bien. Trato de que mis outfits reflejen mi personalidad, pero sin ser informales. Al trabajar en un ámbito creativo me gusta que no tengo que ser demasiado formal a la hora de escoger que voy a vestir y puedo vestirme un poco más casual y relajada.

Screen Shot 2013-10-30 at 8.04.48 PM Screen Shot 2013-10-30 at 8.05.04 PM Screen Shot 2013-10-30 at 8.05.33 PM

xx

A.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s