Bad Luck Analida – versión día lunes.

Cada domingo trato de ser positiva sobre los lunes y de no despertarme de mal humor, pero al parecer no importa que haga, siguen sin gustarme los lunes… Hoy me desperté de buen humor, con sueño, pero buen humor, me alisté para irme al trabajo y salí de la casa. Llegué a la oficina y apagué el carro, no me bajé porque no habían abierto el edificio y no tenía sentido quedarme parada afuera esperando. Decidí prender el carro nuevamente para escuchar música mientras esperaba y para mi sorpresa el carro no quiso encender más. Simplemente murió. Me bajé del carro y fui a buscar a uno de los chóferes de la empresa para que me “jumpeara” el carro. Cómo no habían abierto las oficinas, podía aprovechar el tiempo. Yo no entendía porqué se había muerto la batería, no había dejado luces encendidas (cómo me ha pasado en otras ocasiones) y era raro que el carro ya no quisiera encender.

Me dijeron que abriera la tapa del carro, y al revisar me dicen que la batería estaba completamente muerta, que “el ojito que ves aquí está blanco y debería estar verde.. eso ni jumpeado arranca”. Yo de carros sé MUY poco o solamente lo básico, y si jumpear el carro no era la solución, yo no sabía que hacer.

dos compañeros del trabajo empezaron a revisar todo y a hablar en términos técnicos que ya no comprendía. analizaban qué soluciones había, yo sólo escuchaba “va a tener que comprar batería nueva, también sacarla y llevarla a cargar, pero lo más seguro es que ni así funcione…aparte está sellada, hay que sacarla con pinzas…”

Lo que es aún más raro es que le sábado me pasó EXACTAMENTE lo mismo con otro carro… llegué a mi casa (por suerte), estacioné y nunca más encendió. Obviamente ese carro sigue muerto en la casa, esperando a que mi papá regrese de su viaje para que lo arreglen…pero hoy ya no puedo simplemente dejarlo muerto, esperando por ayuda, me toca resolver porque después del trabajo no voy para mi casa, sino que debo ir a clase en la noche y no puedo arriesgarme a que me traicione nuevamente y me deje botada en la ciudad. Y para que sepan, estos dos carros ni siquiera son los míos, son de mis papás que me dijeron que los usara para que no se quedaran en la casa apagados, así que usé uno para ir a hacer unos mandados con mi hermana el sábado y hoy el otro que es más grande para buscar a mis papás al aeropuerto en la noche… el mío que ya tiene como 10 años el pobre no me hace este tipo de trastadas….. siempre fiel a la causa.

Por suerte existe La Casa de las Baterías que te llevan una batería nueva a donde estés y te la cambian inmediatamente. Los llamé y a la media hora llegaron. Ya cambiaron la batería y no deben haber más problemas pero ya empezamos mal el día y la semana…. ojalá que mejore y no empeore…

¿Ahora entienden porqué no me gustan los lunes?

xx

A.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s