Un Throwback Thursday a 180 metros bajo tierra.

IMG_7403

 

Este post estaba pensado para MAYO, pero por alguna razón (que todavía desconozco) nunca lo postié, así que aprovechando los throwback thursdays lo comparto con ustedes hoy, recordando esa escapada que nos dimos hace unos meses mi hermana, mi mamá y yo.

A finales de abriltuve la oportunidad de acompañar a mi hermana a Bogotá, fue un viaje rápido de 3 días y al final, mi mamá logró coordinar su agenda y acompañarnos.

Salimos temprano en la mañana para Bogotá, gracias al premio que se había ganado mi hermana teníamos todo coordinado así ya teníamos a alguien esperándonos en el aeropuerto para llevarnos al hotel. Camino al hotel decidimos tomar un tour para visitar Zipaquirá y su famosa Catedral de Sal esa misma tarde, total no íbamos a estar muchos días y cualquier momento que tuviéramos free era mejor que lo aprovecháramos para conocer lo más que pudiéramos.

Honestamente no pensamos que iba a ser lo impresionante y hermoso que fue.. íbamos con una idea súper distinta a lo que vimos. Quedamos completamente fascinadas, y en algunos momentos se me hacía un nudo en la garganta de lo emocionante que fue.

La Catedral de sal en Zipaquirá, para que tengan una idea, está dentro de una mina de sal. A medida que vas bajando por la mina te encuentras con interpretaciones de las estaciones del Víacrusis. Cada estación es una más linda que la otra.

Una vez abajo, te encuentras con una altar divino, con una iluminación que te da un sensación de tranquilidad, totalmente acorde al lugar donde te encuentras. Además hay una pequeña réplica de la famosa pintura de Adán de Miguel Angel que se encuentra en la Capilla Sixtina. En este punto nos anunciaron que estábamos a 180 metros bajo suelo, desde el punto más alto de la montaña hasta ahí, y desde el punto en el que empezamos el descenso hasta , estábamos a más de 33 metros bajo el suelo.

Cómo dije, fue una experiencia hermosa y la mejor manera de empezar ese viaje.

xx

A.

 

Ecuador.

Hola mi queridos lectores. Me disculpo full por mis desapariciones del blog, pero muchas cosas han pasado desde mi último post y aquí estoy de regreso para contarles un poco.

Hace un mes y medio decidí venir de sorpresa a Ecuador a visitar a mi familia, con mis papás y mi padrino de cómplices armamos todo el plan, compré boletos y empezó el countdown. Finalmente esta semana tomé el vuelo con destino a Guayaquil. Fue uno de esos vuelos tranquilos y te relajan un montón, primero tenía sentada a una pareja de cuencanos con los que hablé un rato y creo que hasta conocen a unos familiares, ya después descubrí que estaban pasando la peli argentina “Corazón de León” y obviamente me quedé viéndola… me fascina Francella y esta peli desde que la ví hace unos meses me encantó, full recomendada!

Una vez en Guayaquil, hice checking para mi segundo vuelo y me encontré con una amiga para tomar un café antes de mi vuelo. Fue un gustazo vernos después de taaaaaanto tiempo. Ya en Cuenca mi padrino pasó a recogerme al aeropuerto para llevarme a donde mis abuelos. Una de mis tías abrió la puerta y cuando mis abuelos me vieron subir las escaleras se sorprendieron un montón, fue super lindo pero estaba nerviosa de que el asombro fuera mucho para mi abuelo… por suerte se pusieron super contentos, de una empezaron a llamar a mis tias que viven a una cuadra de la casa para que vinieran.

Ya es mi segundo día acá y he logrado hacer un montón de cosas, desde ir a sacar mi cédula ecuatoriana hasta irme al peluquero y FINALMENTE lograr que me cortaran el cabello como he querido desde hace meses… ahora lo único que necesito es un clon de ese peluquero en Panamá para que me siga cortando el cabello forever and ever haha.

Ya les iré contando un poco más de mi viajecito sorpresa a Ecuador. La otra semana ya viajo a Quito a verme con otra parte de la familia y de ahí, regreso a la realidad 😦

xx

A.

Comodidad en las alturas.

Mis pequeñas vacaciones empiezan y que mejor manera que aprovecharlas viajando con mi familia. Viajar es uno de mis mayores placeres, pero también puede llegar a causar alguno que otro dolor de cabeza, el mayor de todos en mi caso: hacer maletas, pero como ya hemos hablado sobre este temita antes, hacer click aquí, mi segundo dolor de cabeza es cómo vestirse a la hora de viajar y qué llevar a mano. Este, mis queridos lectores, no parece tan complicado como verdaderamente lo es para mí.

Les dejo dos opciones básicas, cómodas, pero con estilo que pueden copiar o adaptar a tu estilo personal. Últimamente me gusta mucho utilizar looks monocromáticos o en blanco y negro y resaltar el color con accesorios, carteras o inclusive bandanas en el cabello.

outfit1

Lo primordial, a mi parecer son los zapatos cómodos que te permitan correr por la terminal en caso de ir retrasada, o para subir y bajar escaleras en aeropuertos llevando maletas. Solamente una vez viajé utilizando unos botines y no fue muy buena la experiencia. Amo esos botines, pero no fueron la decisión más sabia, fue un viaje por trabajo y tenía unas reuniones una hora después de llegar a esta ciudad. Literalmente bajé del avión, pasaron por mi, dejé maletas en el hotel y salí a la reunión. Mis pies querían hacerse pedazos después de ese día. Lección aprendida.

Recuerda también evitar usar muchas joyas o accesorios ya que es super tedioso tener que quitarse todo a la hora de hacer el chequeo, lleva lo mínimo, reloj, aretes y collar pequeño en todo caso, así te evitas molestias o que algo se pierda. outfit2

A la hora de viajar tiene un to-go outfit, o juegas con tu estilo y estado de ánimo horas antes de irte?

xx

A.

WANDERLUST.

Wanderlust

Wanderlust. – A strong desire to travel the world // Pasión de viajar por el mundo. 

En lo personal considero viajar como uno de los grandes placeres de la vida. Al tener familia en el extranjero he tenido la oportunidad de viajar desde pequeña, de hecho mi primer viaje fue a los 3-5 meses de nacida regresando a Panamá con mis papás de Ecuador. He visitado varias ciudades en Ecuador, algunos estados de USA y México D.F, pero si pudiera pasaría viajando por el mundo el resto de mi vida. Definitivamente no podría identificarme más con le término: Wanderlust.

Tengo una lista de lugares a los que me gustaría ir antes de morir. siendo honesta no creo que logre ir a todos, por lo que tengo un top 10 del que hasta ahora sólo he logrado tachar UN lugar. Tengo unas ganas inmensas de hacer un roadtrip por todo Estados Unidos. Igualmente algunas ciudades muy específicas de Europa y Sudamérica.

  1. Mykonos en las Islas Griegas
  2. Londres
  3. Paris
  4. New York City, porque antes de morir hay que ir aunque sea una vez.
  5. Sydney, Australia
  6. La Toscana en Italia
  7. Toledo en España
  8. Dublín, Irlanda
  9. Buenos Aires, Argentina
  10. Marruecos

wanderlust

Esta es la lista corta, porque puedo nombrar ciudades y lugares por horas sin parar. No veo el viajar como un gasto, sino como una inversión. No es sólo montarse en un avión e irse a otro país, hacer turismo interno también vale y me agrada decir que he recorrido casi todo Panamá.

Cuéntame qué ciudades o países te gustaría conocer y a dónde has tenido la oportunidad de viajar.

xx

A.

Tips para irse de viaje: Maletas

Mil disculpas por el retaso en mis posts… he tenido unos días caóticos, pero ya estoy de regreso.

Hacer maletas no es tarea fácil, y puede ser motivo de mucho estrés antes de un viaje. Hay tres puntos básico que ayudan a no perder la calma, y además a ganar espacio:

  1. No llevar maletas muy grande. Esto evita que la llenemos con cosas que no necesitamos. Siempre es mejor viajar ligero.
  2. Hacer un check-list de todo lo que debemos empacar teniendo en cuenta el clima, las actividades que estaremos realizando y el tiempo que estaremos de viaje.
  3. A la hora de empacar ropa, debemos llevar píezas básicas pero con estilo con las que podamos lograr mcuhas combinaciones entre sí, de esta manera evitaremos llevar demasiada ropa.

Después de tener estos puntos aprendidos, debemos armar la maleta. Es indispensable mantener un orden para que todo llegue en la mejor condición y sin tantas arrugas.

Empezamos colocando lo que pesa más, los zapatos. No debemos llevar un par para cada día, lo ideal es llevar solamente un par de repuesto (los que llevamos puesto y los extra), siempre teniendo en cuenta que sean cómodos. Esto lo colocamos al fondo, al lado de las ruedas, de esta manera, cuando levantamos la maleta no van a aplastar ni mover nada. Dentro de los zapatos podemos guardar medias, bufandas, o ropa interior. Al fondo de la maleta también podemos ubicar nuestra maleta con productos de aseo personal. Cada producto que lleve tapa, sea de rosca o de presión debe ir sellado para evitar que se derrame durante el viaje, y también se recomienda que esta maletita sea de zipper.

Encima de los zapatos podemos poner los jeans, leggins o pantalones de algodón. Los zapatos los colocamos uno frente a otro para rellenar huecos con la ropa e ir organizando la maleta de manera que sea plana. Luego guaradamos pijamas, tshirts, abriguitos de lana o cardigans. Recomiendo que los hagan rollitos para que ocupen menos espacio y se arruguen menos. En la parte superior colocamos las camisas, se pueden enrrollar o doblar con cuidado y con botones cerrados, especialmente en el cuello. Si se están llevando abrigos gruesos, deben ir después de las camisas, pero yo prefiero llevarlas puestas o conmigo para no hacer más peso. Los espacios que queden puedes rellenarlos con cargadores, medias, ropa interior, guantes, bufandas, etc.  También puedes incluir un maletín más pequeño vacío para traer cosas que hayas comprado y que puedas registrar como carry on.

Artículos que NUNCA deben ir dentro de una maleta (a excepción de un carry on) son cámaras de fotos,laptops, maquillaje o joyas. ESto evita que se dañen por golpes o que se extravíen. Igualmente, evitemos llenar una maleta con “por si acaso”, ya que la idea es viajar lo más ligero posible.

El equipaje de mano o Carry on. Este punto es importante. Este maletín no debe ser ni muy grande, ni mucho menos, muy pesado. En un carry on siempre llevo artículos delicados, maquillaje, si cabe, meto el abrigo con el que esté viajando, cámara de fotos, laptop, una bolsita con las joyas que esté llevando (no es recomendable viajar con nada muy fino ni ostentoso). También suelo incluir algún libro que esté leyendo. Mis documentos personales suelo llevarlos en mi cartera en un sobre con mi pasaporte, boarding passes, tarjetas de salud (en caso de ser necesario) y reservas de hotel, números de contacto, etc. Debemos evitar llevar artículos como sprays, botellas de más de 100ml con cremas o gel, cuchillas, pinzas de cejas, etc. Apesar de que no está prohibido, evito llevar cables de laptops o celulares en mi maletín de mano para evitar cualquier problema.

Espero que esta información les sea de mucha ayuda a la hora de planear un viaje.

 

xx

A.

Una breve visita a México D.F

Una miradita a México D.F

Para el mes de abril tuve la oportunidad de viajar a la cuidad de México DF por una semana por trabajo. Apesar de tener una bastante apretada, pude hacer visitas “flash” a algunos sitios turísticos y restaurantes, además de pueblos cercanos a donde estaba. Fue una muy buena experiencia tanto profesional como personal.

Cómo datitos que les puedo dar de mi viaje es que me estaba hospedando en el Hotel Distrito Capital, me fascinó el servicio y las acomodaciones. Las habitaciones estaban super limpias y con una decoración minimalista que le quedaba perfecta al hotel. Cuentan con un restaurante, piscina y gimnasio, además de salas de conferencia y bar. Los desayunos y comidas estaban deliciosas. Si alguna vez planean visitar DF, les recomiendo 100% este hotel!

Este hotel estaba ubicado en todo el centro de Santa Fe. Esta área queda como a 1 hota y media del aeropuerto internacional. Las ventajas de mi ubicación es que quedaba cerca de una de las compañías con las que debía reunirme y como bonus, uno de los malls más grandes estaba una cuadra del hotel. El mall de Santa Fe es el único mall en México DF que tiene una tienda H&M.

En los cortos city tours que pude hacer )gracias a las personas con las que estaba trabajando que me llevaban mientras hacíamos tiempo para reuniones o castings de modelos) visité lugares como el Centro Histórico y el pueblo de Coyoacán, estos dos lugares me parecieron super lindos. Por cierto, el Centro Histórico me recordó un poco a Cuenca en Ecuador, por la arquitectura de los edificios.

En cuento a comida, la verdad es que no soy muy fan del picante, por ende la comida mexicana no es mi primera opción, pero estando allá, era necesario probar la comida mexicana típica. Probé varios platos, de picada en su mayoría, que me gustaron. El plato que más llamó mi atención fue el MOLE, que según me explicaron lleva alrededor de 150 ingredientes en su receta, desde chocolate hasta cebollas, dependiendo de la región en que se prepare; por lo general se acompaña de pollo y arroz.

No tomé muchas ya que siempre estaba en el carro y no podía tomar buenas fotos. Les comparto algunas fotos de mi viaje…

IMG_0039 IMG_0079 IMG_0069 IMG_0068 IMG_0064 IMG_0059 IMG_0047

xx
A.